Mano a Mano con la Máquina

No hace mucho que Fernando se preguntaba en uno de sus habituales ejercicios de síntesis neológica -no sin el punto justo de ironía y humor socarrón que le caracterizan-, si la mano humana no estará siendo técnicamente transformada en un “ratón digital” (un aparato ratonero que se opera con los dedos de la mano o dígitos) de las Tecnologías para la VIda Cotidiana (TVIC) más avanzadas, convirtiendo a las pantallas en una reinventada interfaz ratonera M2M, es decir Mano-a-Máquina.

Los comentarios de Sáez Vacas rara vez se pueden considerar simple superficialidad ‘webosférica’. Acostumbran a encerrar un reposado ejercicio intelectual con resultados de una desacostumbrada profundidad metodológica. Tal es el caso del comentario anterior extraído de su más reciente miscelánea netoscópica, que forma parte del desarrollo de un marco tecnocultural consistente, que desemboca en toda una SocioTecnología de la Información y Cultura (STIC).

Becoming Bionic

El hecho cierto es que la poderosa capacidad transformadora de “una tecnología doblemente digital” -comprensible dentro de un contexto de co-evolución con la propia humanidad-, que ha sido capaz de obrar una verdadera “noomorfosis digital” -documentada hace pocos años por algunos investigadores y divulgadores de cierta relevancia social-, me ha hecho recordar ciertas afirmaciones del valenciano Jose Carmena en su celebrado artículo “Becoming Bionic“, publicado en marzo por IEEE Spectrum -y que me recomendaba Adolfo tras entrevistar a su autor.  Este ingeniero eléctrico especializado en neurobiología y robótica, a la sazón investigador principal en el BMI (Brain-Machine Interface) Laboratory de Berkeley, hablaba en su artículo de cómo nos acercamos al Santo Gríal de las ‘BMI 2.0’, consideradas como sistemas que son parte de nuestro cuerpo en el sentido no solo de que podemos controlarlas, sino “sentirlas”.

Mano y máquina se acerca, se hacen uno en nuestras omnipresentes pantallas, acercando a su vez nuestro cerebro, doblemente digital -transformado por unas infotecnologías basadas en la digitalización y que cada vez más controlamos y, de hecho, “sentimos” con nuestros dígitos o dedos- a “la máquina (digital total)“.

Mano a Mano

Hasta tal punto nos acercamos que nuestra identidad se convierte, también, en doblemente “digital”, haciendo que la identificación y la seguridad busquen nuevos enfoques, aun pioneros en ese ámbito. No hace mucho que podíamos leer cómo la enigmática y controvertida agencia DARPA anunciaba su interés en el desarrollo de métodos más certeros para identificar a un usuario mediante “su dinámica de tecleo”; y más recientemente también encontrábamos cómo había suscitado cierto interés la publicación de un artículo de investigación por parte de una universidad israelita que proponía la identificación del usuario a partir de su dinámica de movimientos con el ratón tradicional… y es que, humanos y máquinas no estamos tan lejos, evolutivamente hablando. Evolucionamos, de hecho, en un constante “mano-a-mano” 🙂

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario