¿Tú quieres un plan? ¡Nosotros tenemos un plan! Weplan

El hecho de que las Telcos son las empresas que acumulan más quejas de los organismos de defensa del consumidor ha sido constatado por los datos durante muchos años: FACUA registraba un nuevo récord a principios de 2012.

Una política de telecomunicaciones europea francamente mejorable ha conseguido que, a lo largo de los años, esas empresas compitan casi exclusivamente en precio, incorporando elementos anejos como la subvención de terminales e introduciendo otros claramente abusivos como los contratos de permanencia –cuya legalidad se ha puesto en entredicho en numerosas ocasiones- para mitigar el efecto de los primeros.

Obviamente, en tiempos de crisis, el consumidor ha depositado el peso fundamental de sus decisiones de compra en ese elemento, el precio, dejando cualquier parámetro relacionado con la atención al cliente de lado.

Las calculadoras de tarifas no son nada nuevo. Hace ya unos pocos años vivieron, eso sí, cierto momento de popularidad debido al explosivo aumento de la oferta de planes de precios por parte de las operadoras que añadían al prepago el uso intensivo de las conexiones de datos a través de las Apps propias de los smartphones, cuya penetración sigue despuntando en España y Europa.

Ante la nueva avalancha de tarifas y planes de ahorro que proponen las grandes operadoras para intentar parar el sangrado que le provocan la portabilidad y las OMV, el consumidor se encuentra, de nuevo, con un panorama complejísimo a la hora de elegir, tomando una decisión que, dependiendo del compromiso de permanencia, se vuelve más delicada.

En un escenario como ese, nace la historia de cinco profesionales inoculados con el virus emprendedor en una conocida escuela de negocios. Nuestro relato comienza con cinco dignos representantes de una tardía Generación Y cuyas mentes inquietas no han podido aceptar su previsible futuro como parte de un engranaje corporativo condenado a una agonizante muerte. Cinco profesionales que, fieles a sus respectivas posiciones laborales, investidas de la habitual y engañosa estabilidad socioeconómica, empezaban a principios de 2011 a flirtear con la idea de echarse a la calle en busca de su propio futuro.

Weplan

Estos son los créditos de Weplan, una iniciativa que quiere llegar todo lo lejos que la aun incipiente, aunque prometedora, App Economy de nuestro país les permita. Lo que aparentemente nace como una simple aplicación calculadora de tarifas inspirada en la conocida Bill Monitor británica –que era la primera en obtener el sello de la Ofcom-, puede que sea algo más. Es posible que sea el momento para que la profunda crisis que vivimos acabe por introducir cierta lógica en el enmarañado panorama tarifario del móvil.

Weplan AppCasi dos años después de iniciar este proyecto, la App gratuita para Android ha superado las 15.000 descargas, su versión para iOS está en el roadmap para inaugurar el nuevo año y el proyecto se ha convertido en empresa, Cumberland Solutions, S.L., que empieza a generar empleo y por tanto utilidad social.

Este tipo de iniciativas nos debe hacer pensar, por ejemplo, en la necesaria evolución de las estrategias de fijación de precios en un escenario dominado por los dispositivos “inteligentes”, los datos y la diversificación de la oferta (de planes) para un consumidor sensibilizado por el peso que las comunicaciones adquieren dentro su particular cesta de la compra.

Por otro lado, hay que pensar en la también necesaria evolución de estas aplicaciones calculadoras como herramienta. Con un regulador que no tiene atribuidas competencias en materia de usuarios en nuestro país; y sin disponer de bases de datos fidedignas y actualizadas que recojan el marasmo de productos (planes de precios y tarifas) que, amparados en cierto nivel de ilegalidad por desconocimiento generalizado, ofertan los actores cada vez más diversos que compiten en el sector, hay que acudir a soluciones más creativas.

Weplan AppLa “socialización” de estas aplicaciones, habitualmente alojadas en un dispositivo permanentemente conectado y multifuncional, puede abrir nuevas posibilidades para incorporar el necesario conocimiento sobre el producto que queremos “recomendar”: las tarifas móviles. Tal es así que quizás esta nueva generación de aplicaciones calculadoras deba diseñarse como lo que son: verdaderos “sistemas recomendadores” proactivos basados en el contexto.

A nadie se le escapa el hecho de que, a priori, a nuestro operador actual no le gustaría dejar en nuestras manos una herramienta que nos permita descubrir que hay una oferta en el mercado más adecuada para nuestro perfil de consumo. Sin embargo a ese mismo operador sí le podría interesar que el cliente de la competencia estuviera en disposición de descubrir que le puede ofrecer un producto mejor.

¿Qué piensa el lector? Hace poco (antes del verano) se hacía realidad una directiva europea que permitía realizar el proceso de portabilidad en 24 horas ¿Podremos ver en el medio plazo un botón de “Solicitar Portabilidad” integrado en esta nueva evolución de las tradicionales calculadoras de tarifas? Es más ¿Podrán estas aplicaciones “leer” nuestras facturas de telefonía para determinar automáticamente nuestro perfil de consumo? ¿Utiliza el lector alguna de estas aplicaciones?

 

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

2 Respuestas para “¿Tú quieres un plan? ¡Nosotros tenemos un plan! Weplan”

  1. Great delivery. Outstanding arguments. Keep up the great
    effort.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Hoy mencionan de nuevo a Weplan | WePlan - 26. Nov, 2012

    […] creada por iniciativa de la Universidad Politécnica de Madrid y Telefónica, publica hoy un post sobre Weplan. Escrito por Antoine, no sólo presenta y describe nuestra app, sino que también […]

Dejar un Comentario