El IEEE publica la nueva revisión del estándar WiFi

El pasado día 7 de mayo el IEEE ha anunciado la publicación de la última revisión del conocido y enormemente popular estandar conocido bajo el apelativo de WiFi.

WiFi (IEEE 802.11) es un estandar que ha cumplido ya 15 años y su papel se sigue viendo reforzado de día en día.  Una medida de su actual nivel de implantación lo puede dar el hecho de que mas de 2 millones de productos de diferente tipo, dotados con interfaz WiFi, se producen cada día.

WiFi

Así como xDSL es la tecnología que ha marcado la llegada de la banda ancha a los hogares, WiFi  ha sido la tecnología que ha hecho posible el  acceso a Internet dentro de los mismos y  su dominio en este ámbito sigue siendo prácticamente total.  WiFi es ahora algo que casi damos por descontado en cualquier tipo de terminal que utilicemos, sea este un ordenador personal, un teléfono inteligente o una tableta. Lo que es mas, su utilización se va extendiendo poco a poco a otro tipo de terminales y áreas de aplicación (relacionadas con la domótica, la salud, el deporte, la “smart grid“, etc).

Una de las razones de esta popularidad es que el coste de añadir WiFi a un terminal es ahora muy bajo  (del orden de 5 € de coste de materiales en cantidades grandes) proporcionando sin embargo una gran riqueza funcional y un elevado ancho de banda. Incluso, uno de sus puntos mas débiles tradicionalmente (su relativamente alto consumo de energía, sobre todo si nos referimos a terminales portátiles)  va siendo compensado  poco a poco.

A pesar de sus años, todo parece indicar que WiFi tiene mucho camino por delante, como esta nueva versión del estándar parece demostrarnos. ¿Cuales son los principales aspectos que han sido añadidos o mejorados en esta nueva versión?. Pueden destacarse los  siguientes:

  • Calidad de servicio
  • Traspaso a redes celulares
  • Soporte de velocidades de hasta 600 Mbps
  • Enlaces directos vía WiFi entre terminales sin necesidad de puntos de acceso
  • Medición de los recursos radioeléctricos
  • Operación en la banda 3.650 – 3.700 Hz
  • Soporte de entornos asociados a vehículos en movimiento
  • Redes malladas (Mesh Networks)
  • Seguridad
  • Distribuciones tipo unicast / multicast  broadcast
  • Interfuncionamiento con otras redes
  • Gestión de red

Una idea de la complejidad y la magnitud de este estándar lo puede dar el tamaño del documento correspondiente:  2.793 páginas  (que por cierto el IEEE  permite descargar en versión electrónica por el módico precio de 5 US$, una buena lectura para el fin de semana).

Todo parece indicar que WiFi  va a tener un papel aún mas relevante en los próximos años, sobre todo a través de su “salida” de los hogares  (y de los edificios de oficinas) y de su utilización en espacios geográficamente cada vez mas amplios,  proporcionando conectividad de banda ancha en, por ejemplo,  colegios, campus universitarios o, incluso, en ciudades enteras  e interfuncionando de forma cada vez mas automática con las redes celulares móviles, de forma que el usuario obtenga de forma automática la mejor conectividad de banda ancha posible en cada momento.

De momento, el correspondiente grupo del IEEE ya está trabajando en la siguiente versión, destacando como principales objetivos -que dan idea de las principales demandas de los usuarios a fecha de hoy-, los siguientes:

  • Aumento en un factor de 10 de la máxima velocidad soportada
  • Optimización de la distribución de flujos de audio y de video
  • Mejora de la cobertura  (alcance)
  • Reducción del consumo de potencia
Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario