Amazon lanza una versión optimizada para el iPhone y el iPod Touch de su tienda de venta de libros electrónicos

Amazon acaba de lanzar una versión optimizada de su tienda de venta de libros electrónicos (Kindle Store)   para hacer más fácil la compra de libros desde el iPhone o el iPod Touch de Apple.

buy-kindle-books-lrg-01_v243970964_

La optimización consiste, por una parte, en el rediseño de la pagina de la tienda de modo que sea mas fácilmente legible desde un iPhone o iPod Touch (con su pequeña pantalla) y, por otra, en asegurar la sincronización de lectura de tal modo que un usuario pueda empezar a leer un libro en un Kindle y continuarlo en un iPhone  mostrándole automáticamente el sistema la pagina en la que se quedó la lectura.

Amazon sigue demostrando así que, a pesar de haber lanzado varios modelos de lector electrónico de la familia Kindle, tiene muy claro cuál es su negocio principal: la venta de libros.

El por qué Amazon ha elegido estos dos dispositivos parece bastante claro. Por una parte, Apple ha vendido hasta este momento más de 37 millones de terminales entre el iPhone y el iPod Touch. Por otra, y aunque parezca mentira dado el relativamente pequeño tamaño de las pantallas de estos terminales, la  verdad es que permiten la lectura de libros con bastante comodidad. Además el móvil es algo que siempre se lleva encima lo que acentúa la utilidad de poder usarlo para leer en ratos perdidos.

Obviamente, es muy distinto vender libros en formato electrónico para un conjunto de no más de 500.000 terminales (el numero total de Kindle que aparentemente Amazon ha vendido hasta ahora) que para casi 38 millones.

Los principales números actuales de la Kindle Store en Estados Unidos, la verdad, es que dan bastante envidia,  sobre todo si pensamos en otros mercados (como el español por ejemplo): más de 275.000 libros en catálogo.

Los precios de un libro en formato electrónico suelen ser bastante menores que en el formato tradicional en papel. A título meramente indicativo, se puede observar en la web de Amazon precios de 10 US$ (7,3 €) para la versión electrónica de muchos de los libros en la lista de los mejor vendidos con un descuento medio del 57%  en relación al mismo libro en papel.

Resulta quizá interesante destacar las ventajas que presentan los libros en formato electrónico, especialmente para aquellas personas con dificultades de visión, toda vez que los lectores electrónicos permiten ajustar (aumentar) el tamaño de los tipos de letra de acuerdo con las preferencias del lector.

Parece razonable esperar que Amazon vaya lanzando versiones de su tienda Kindle optimizadas para otros teléfonos populares, como los Blackberry o algunos de Nokia, con la única condición de disponer de una pantalla de suficiente tamaño (4,8 pulgadas para el iPhone) y resolución. Sería curioso que al cabo de unos pocos años fueran los teléfonos móviles el principal soporte del despegue masivo de la venta de libros electrónicos.


¿Para cuando en España un servicio similar?

No se entiende muy bien tanta tardanza, máxime cuando en el modelo de negocio de Amazon para los libros electrónicos los derechos de propiedad y de copia están bien protegidos.  Además, y en cualquier caso, la migración a los libros en formato electrónico no puede ser si no bastante gradual.

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

2 Respuestas para “Amazon lanza una versión optimizada para el iPhone y el iPod Touch de su tienda de venta de libros electrónicos”

  1. Pedro, he leído con mucho tu interés tus posts sobre Amazon y el Kindle. Mi opinión es que “algo” va a ocurrir. No sé si pronto tendemos todos un aparato como el Kindle para leer los periódicos, los libros, para tomar apuntes, etc. No lo sé, pero intuitivamente parece que algo ocurrirá.

    Hace unos meses decidí sustituir los metros cuadrados de pared que me ocupaban todos los CDs de música que he ido acumulando durante años, por unos cuantos centímetros cuadrados, que es lo que me ocupa el iTouch donde tengo todo, TODO. Además, es que resultaba muy molesto buscar un cd, encontrarlo, abrir la caja, y comprobar que el disco no estaba dentro! Ahora, en unos segundos, siempre encuentro lo que busco.

    Sigo comprando CDs y creo que lo seguiré haciendo. De hecho, hace unos días compré unos cuantos. Lo primero que hice al llegar a casa fue grabarlos en el ordenador. También compro música en iTunes, pero en algunos casos, casi siempre versiones especiales de música clásica, me gusta tener la “caja”.

    Me pregunto si todo esto pasará con los libros. ¿Pasaremos de tener estanterías repletas de libros a disponer de un aparato, como una carpeta de grande, donde tengamos todo almacenado y fácilmente buscable? Un aparato que nos ayudará a leer, que nos dirá donde dejamos nuestro libro ayer sin necesidad de doblar la página, que nos permitirá buscar referencias, significados y traducciones de palabras con facilidad.

    ¿Cómo lo ves?

  2. Pedro Chas (Universidad Politécnica de Madrid) Responder 14. May, 2009 en 12:36

    Mi opinión es que el nuevo lector de Amazon se aproxima ya bastante a ese tipo de “lector electrónico universal” al que te refieres. Y la causa fundamental es la pantalla que usa, de tinta electronica (lo que permite un bajo consumo y la hace visible a plena luz del día) y sobre todo de un tamaño y resolución ya lo bastante grandes como para que sea comodo leer cualquier tipo de libro o publicación (salvo aquellas para las que el color es algo realmente importante).

    Son este tipo de pantallas las que cambian el juego y su impacto será inescapable para bastantes sectores, entre ellos el educativo y el de publicaciones periódicas. El efecto sera por otra parte, y como siempre, muy gradual.

    Personalmente solo le veo ventajas a la adopción masiva de este nuevo tipo de lectores electrónicos, tanto desde el punto de vista ecológico como desde el punto de vista funcional. Igual que en el mundo de la música nos hemos ya acostumbrado a tener en la punta de los dedos practicamente cualquier tema musical que se haya publicado en algun momento (catálogos de millones y millones de temas descargables en unos segundos) en el mundo de los libros deberíamos llegar lo antes posible a algo similar (este nuevo tipo de pantallas elimina la última barrera tecnológica). El problema que yo veo, sobre todo en nuestro mercado, es que esa transición no parece que se haya siquiera iniciado (al contrario que en Estados Unidos) y dado el impacto que eso puede tener en algunos sectores me temo que no seremos precisamente de los países en liderar ese proceso de cambio.

    Personalmente, cuando veo a mi hijas cargar todos los dias con una mochila de bastantes kilos de peso, me parece cada vez mas de sentido común sustituir cuanto antes la mochila entera por un terminal (parecido al Kindle DX) de menos de medio kilo de peso y con una funcionalidad además mas avanzada que la que permite un libro impreso en papel).

Dejar un Comentario