“Amazon Cloud Player” y “Amazon Cloud Drive”

Amazon continúa dando muestras de su innegable capacidad de innovación, de empresa capaz de competir con los mejores de Internet.  Por cierto que, para conocer Amazon mas en profundidad, una buena referencia es éste artículo, en el que se analizan los principales segmentos de negocio que esta empresa mantiene,  que van  mucho mas allá de la venta de libros en formato físico (“dead tree” como se suele decir ahora) con la que empezó.

Un dato del citado artículo me ha parecido especialmente interesante: Amazon trabaja con un margen medio sobre ingresos de entre el 4% y el 5%, una cifra por otra parte propia del gremio al que pertenece (gran distribución). Me pareció que tiene especial mérito que una empresa con estos reducidos márgenes sea capaz de mantener el elevado ritmo de innovación (y especialmente de no “asustarse” frente a competidores tan fuertes como Apple o Google)  que la ha caracterizado hasta este momento.

Lo último de Amazon es la introducción de dos nuevos servicios en la “nube”,   denominados respectivamente “Amazon Cloud Player” y “Amazon Cloud Drive”  y orientados a los usuarios de Internet en general.

¿En que consisten estos servicios?.   Pues el primero de ellos (Amazon Cloud Player)  es un servicio  que se podría denominar  de “musica en la nube”  cuyos principales aspectos son los siguientes:

La idea es que el usuario disponga de un repositorio en Internet (en la “nube” de Amazon)  que contenga toda su música,  tanto la que pueda comprar  en la propia Amazon como la de cualquier otro origen  que forme ya parte de su biblioteca personal.

  • El usuario, en base a la utilización de un reproductor software denominado Amazon Cloud Player,   puede acceder a su música en cualquier momento y desde cualquier dispositivo .
  • La reproducción se realiza en modo “streaming”  (similar al utilizado por ejemplo por Spotify)  lo que requiere mantener la conectividad con Internet (también es posible “bajarse” la música a terminales móviles mediante una aplicación residente en los mismos evitando así la dependencia de la conectividad).
  • El Amazon Cloud Player es una aplicación Web,  que funciona sobre cualquiera de los navegadores mas populares y requiere el uso de Javascript.  Esta aplicación funciona en cualquier tipo de terminal que permita la utilización de navegadores (ordenadores personales, ordenadores de tableta, teléfonos inteligentes, …)  aunque no está optimizada para su uso en terminales móviles con pantallas de tamaño mas reducido.
  • Para su utilización en terminales móviles, Amazon ha desarrollado una aplicación para ordenadores de tableta y teléfonos basados en Android.   Esta aplicación permite la reproducción de música, el almacenamiento de la misma en el terminal y la realización de nuevas compras.
  • No parece probable que vaya a estar disponible una aplicación similar a la de Android  para el entorno IoS de Apple . ¿Aprobaria Apple una aplicación así?.  ¿Tendría Amazon interés en desarrollarla?.
  • El usuario dispone inicialmente de forma gratuita de 5 Gbytes de espacio de almacenamiento,  que puede incrementar sin costo a 20 Gbytes sin mas que comprar alguna música en la tienda de Amazon.
  • Este servicio está disponible inicialmente solo en Estados Unidos.

Lleva hablándose tiempo del próximo lanzamiento de servicios similares  por parte de empresas como Apple, Microsoft o Google,  pero Amazon se ha adelantado. La verdad es que la cuota de mercado actual de Amazon en el mercado de  música online  es aún  bastante pequeña  (el líder claro sigue siendo Apple)  y no está claro si este nuevo servicio puede ayudarle a ganar posiciones, máxime cuando existen servicios alternativos como Spotify que (al menos en Europa)  tienen una gran popularidad.

La propuesta de valor fundamental que hace Amazon de este servicio de cara al usuario parece similar a la siguiente:

  • Tenga usted almacenada toda su música en un solo lugar,  un lugar que evita los riesgos derivados de averías de sus discos duros (problemas que tarde o temprano se van a producir)  y acceda a TODA su biblioteca de música en cualquier momento y desde CUALQUIER ordenador personal o terminal móvil.

Un mensaje bastante convincente pero que es dudoso que consiga la tracción suficiente con los usuarios como para que se olviden con rapidez de iTunes o de Spotify.

En cuanto al Amazon Cloud Drive se trata de un servicio de disco duro virtual en Internet (en la “nube de Amazon) pero con algunas características interesantes:

  • Los usuarios pueden almacenar y acceder a cualquier tipo de archivo (a diferencia de un servicio similar de Google,  en el que los tipos de archivos que se pueden almacenar están limitados y asociados con aplicaciones especificas, Picassa para fotos por ejemplo).
  • Amazon Cloud Player es lógicamente el primer usuario de este servicio.
  • Los usuarios disponen de una aplicacion Web  muy similar en su diseño y  funcionalidades mas básicas al explorador de Windows o al Finder de OSX.   Resulta eficaz y muy facil de usar.
  • El espacio de almacenamiento inicial gratuito que Amazon ofrece es de 20 Gbytes (suponiendo que los usuarios compren alguna música en la tienda de Amazon).
  • El espacio de almacenamiento se puede ampliar hasta  1 Tbyte,  con tarifas proporcionales a la capacidad.   La proporcion es en base a 1 US$ por cada Gbyte, lo que parece realmente caro.  En efecto,  los usuarios que necesiten 1 Tbyte deberán pagar 1000 US$ al año cuando, en comparación, la misma capacidad en Google cuesta  250 US$ al año.   Si comparamos al nivel de 100 Gbytes los precios son los siguientes:  1) Amazon:  100 US$ al año;  2) Google: 25 US$ al año;  3) Dropbox:  240 US$ al año  (bien es verdad que Dropbox es un servicio distinto,  que proporciona mucha mas funcionalidad a los usuarios).
  • El servicio se parece bastante al iDisk de MobileMe de Apple, aunque obviamente Apple no 0frece de momento la capacidad de almacenar en la “nube” la biblioteca musical  del usuario y acceder a la misma mediante streaming (aunque se rumorea hace tiempo que introducirá este año un servicio similar).  Por otra parte MobileMe ofrece muchas mas funcionalidades que Cloud Drive,  aunque su éxito ha sido hasta ahora bastante limitado incluso entre la comunidad de usuarios de Apple.
  • Los usuarios de fuera de Estados Unidos tienen acceso a esta aplicación  pero solo hasta la capacidad de 5 Gbytes.  La ampliación de la misma se reserva de momento a los usuarios de Estados Unidos  (lamentablemente hay muy pocos ejemplos – Spotify es uno de ellos – de servicios que comienzan su andadura en Europa y que son mirados “con envidia” en Estados Unidos).

¿Que se puede comentar de este nuevo servicio?.   Resulta sin duda algo útil y sencillo de utilizar  y tiene elementos novedosos (frente a los servicios de almacenamiento en la “nube”  ofrecidos en este momento por Google,  por citar un ejemplo),  pero tampoco supone una novedad absoluta ni mucho menos.

Hay por ejemplo servicios de backup vía Internet como Carbonite que funcionan hace años  y que tienen hoy en día precios mucho mas competitivos que este nuevo servicio de Amazon  (Carbonite ofrece en estos momentos capacidad ilimitada de Backup por un precio anual de 55 US$,  aunque también es cierto que en la Web de esta empresa se avisa,  en letra pequeña, que a partir de los 200 Gbytes el proceso de Backup se hace mucho mas lento).

¿Es el objetivo de Amazon  competir con los Carbonite que ahora mismo existen?.  No esta muy claro que sea ese su proposito  (y  si ese fuera el caso,  resulta ahora mismo un servicio demasiado limitado, además de demasiado caro).

Tampoco está nada claro que el proposito sea competir con  servicios como Dropbox.   Las capacidades de sincronizacion automática de ficheros que ofrece Dropbox constituyen la clave del atractivo del mismo  y son algo totalmente ausente de Amazon Cloud Drive hoy por hoy.

Puede que Amazon vaya añadiendo progresivamente funcionalidades a este servicio hasta estar en condiciones de competir a la vez con los Carbonite o los Dropbox que hoy existen,  pero no le será un camino fácil.   Querer ser todo para todos siempre es arriesgado, y además, con esta nueva oferta  Amazon no dejaría de ponerse a competir con sus propios clientes  (como Dropbox por ejemplo, uno de los mayores usuarios del servicio S3 de almacenamiento de la propia Amazon).  En cualquier caso los precios que Amazon ha marcado para el almacenamiento parecen demasiado altos.

Quizá el propósito fundamental  de Amazon es simplemente competir con el servicio  iTunes de Apple, tratando de arrancarle cuota de mercado  de forma asociada a la,  probablemente inevitable,   migración a la “nube” de las bibliotecas multimedia de los usuarios.  Si es así, la introducción de estos nuevos servicios parece bastante oportuna (desde el prisma de Amazon, claro está).  En cualquier caso la competencia siempre es algo que beneficia a los usuarios.

Claro que viéndolo desde otro punto de vista,  este tipo de servicios  basados en la utilización de grandes capacidades de almacenamiento en la “nube” por parte de los usuarios no dejan de ser algo parecido a una utopía (por decirlo de forma educada)  con las velocidades de subida a Internet existentes ahora mismo en España  (menores a 500 Kbit/s en la gran mayoría de los casos).

Por dar alguna cifra concreta,  si usáramos 500 Kbit/s para subir al Amazon Cloud Drive una biblioteca multimedia (música, videos, …)  de 100 Gbytes  (un tamaño mas que realista hoy en día)   tardaríamos mas de 18 días,  algo que se antoja poco serio.

Parece claro que este tipo de servicios están de hecho asociados a la disponibilidad de fibra en el acceso,  ADSL  simplemente no es suficiente.

Otro tipo de reflexión es si los usuarios estarán realmente conformes con “despedirse” de sus discos duros locales y depender casi exclusivamente del almacenamiento en la “nube”.

Almacenar en Amazon  tiene sin duda muchas ventajas pero sería quizá mejor que este tipo de servicios incluyeran como una de sus funcionalidades la capacidad de disponer adicionalmente de backup en el domicilio del usuario,  algo que  nunca viene mal y que no debería resultar tan caro,  dados los bajos precios y elevadas capacidades que han alcanzados los discos duros.

En cualquier caso Amazon no se queda quieta.  Una buena noticia para todos.

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario