¿A quién pertenecen mis ‘followers’?

¿Cuánto vale un ‘follower‘? Es otra pregunta sin mucho sentido si no tienes presencia en la popular red social, nacida como herramienta de comunicación, Twitter. La cuestión, que se plantea en el ámbito empresarial, extiende a la realidad de los medios sociales la ya mal traída cuestión del correo electrónico como medio de comunicación personal o herramienta de trabajo.

Noah Kravitz

En este caso se trata del caso que ha llenado los titulares poco antes de fin de año: la demanda que la empresa PhoneDog ha interpuesto contra Noah Kravitz por haberse llevado 17.000 followers de la cuenta corporativa de Twitter que gestionaba (@Phonedog_Noah) a su cuenta personal (@NoahKravitz) al haber cambiado de empleo. La empresa demanda una cantidad por daños y perjuicios de 2,50 USD por follower y mes, lo cual hace un total, en ocho meses, de 340.000 USD; mientras que el demandado, que ahora es editor en TechnoBuffalo, declaraba en entrevista a The New York Times que había llegado a un acuerdo con su anterior empleador para seguir usando la cuenta de Twitter para su uso personal a cambio de publicar algún contenido relacionado con la empresa cada cierto tiempo.

Sin tener un abogado de guardia a mano, a uno se le ocurren multitud de preguntas que lo mismo ya han pasado por la cabeza de algunos Community Managers ¿es relevante el hecho de que en el nombre de la cuenta de Twitter en cuestión aparezca no solo una marca comercial o la propia razón social de la empresa sino también mi nombre? ¿mi cuenta de Twitter es mía o de la empresa? ¿quién es el titular de los derechos de propiedad intelectual sobre las piezas que yo publico a través de esa cuenta mientras trabajo para la empresa?

A me me gustaría quedarme aquí una frase concluyente de la propia argumentación del protagonista, Noah Kravitz:

Whatever your point of view, don’t wait for the courts or the media or anyone else to decide the future of social media rights. Learn the facts, read the opinions, talk and tweet and listen and comment – take the time to get informed and help shape policies before they’re written

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

No hay comentarios aún... ¡Se el primero en dejar una respuesta!

Dejar un Comentario